miércoles, enero 04, 2006

Vientos de agua: de España a Argentina y viceversa

Se estrenó ayer en horario central en el canal Telecinco de España la miniserie Vientos de agua (se puede ver también los datos en IMDB).

Quería hacer referencia a este hecho aquí porque la serie trae desde dos pasados trágicos, uno reciente y otro lejano, reseñas de la historia de España y Argentina: la inmigración española en Argentina de principios del sXX y la argentina en España del pasado lustro.

Es interesante también saber el interés que despiertan aquellos hechos pasados sobre la audiencia española. Además de que, por el tema que tratan, seguramente captará a la mayoría de los inmigrantes argentinos que nos hemos venido aquí en los últimos años.

Vientos de agua tiene la particularidad de que es una producción de POL-KA dirigida por Juan José Campanella (director de El hijo de la Novia y Luna de Avellaneda). Además el elenco de actores es una mezcla de ambos países con actores argentinos como Hector Alterio y Eduardo Blanco.

La miniserie relata en paralelo dos historias. Una historia es la de José Olaya, encarnado por Ernesto Alterio (hijo del actor Hecto Alterio). José es un minero asturiano que en 1934, etapa convulcionada de la España pre Guerra Civil, emigra a una prometedora Argentina para buscar mejores horizontes.

La otra historia de la serie es la de Ernesto (papel llevado por Eduardo Blanco). Ernesto es uno de los hijos argentinos que tuvo José en su larga vida de exilio en Argentina. Como todo hijo de inmigrantes, responde al arquetipo del profesional que progresó en la vida y formó una familia. Ernesto llega al fatídico año 2001 viendo cómo su vida se derrumba al quedarse sin trabajo, no poder enfrentar los gastos que representan su vida de todos los días y cerrarse miles de puertas.

Ambas historias son contadas en forma intercalada. Se pasa del escenario asturiano de los años 30 y del barco de inmigrantes que lleva a José a su destino austral al Buenos Aires del 2001, marco de protestas callejeras, incertidumbre y todo lo que los argentinos que vivimos esa etapa recordamos bien.

José, el padre de Ernesto, es encarnado en su vejez en el año 2001 por Hector Alterio. José está a punto de emprender su viaje soñado a su Asturias natal. Sin embargo al ver tocar fondo a su hijo decide ofrecerle el pasaje para que emigre a España para rehacer su vida y la de su familia. Finalmente el corralito atrapa a Ernesto, como a la mayoría de los argentinos, y ayudado económicamente por su padre viaja solo a España para probar su suerte y su destino.

Ayer pasaron 2 capítulos juntos a modo de promoción. La serie seguirá con un capítulo por semana todos los martes a las 22:00.

Cabe señalar que la serie está excelentemente filmada y con actuaciones impecables.

De todos modos el director no deja de apelar a sus típicos toques sensibleros y demagógicos que son comunes en sus películas y que son típicos de la filmografía argentina desde siempre.

El director y los guionistas, entre los que está Aída Bortnik, pasan de una historia a otra en momentos claves como para comparar las situaciones de ambos personajes principales (José joven en España y en el barco de inmigrantes versus Ernesto en el Buenos Aires de la crisis) y editorializar sobre sus causas y consecuencias.

Por ejemplo en el momento que estalla la mina donde trabaja José en condiciones super precarias, se pasa a imágenes de explosiones realizadas por manifestantes en las calles de Buenos Aires. Es un intento de imprimir un contexto social y político común.

Ese énfasis es más marcado en otra parte de la película donde la lectura es mucho menos sutil. En el barco de emigrantes donde José viaja a Argentina se produce un incendio en la Primera Clase. En la escena siguiente se ve como el capitán y los marineros desalojan el comedor de los pasajeros de Tercera Clase, entre los que José se encuentra, en el momento en que éstos están cenando. El objetivo es armar de improviso las lujosas mesas donde ahora servirán la cena a los ricos de Primera Clase mientras los de Tercera, desplazados, miran a través de un cristal. A continuación el realto pasa a contar cómo se desencadena el corralito en Argentina 70 años después, que atrapa a Ernesto, quien se suma a los miles de ahorristas enojados que invaden los bancos paraa exigir su dinero.

Este es un pequeño resumen de los dos primeros capítulos de ayer. A la vez quería compartir algo que desencadena muchos sentimientos y emociones como es el recordar los meses fatídicos de aquel 2001. Para mí esa época representa algo así como la
pérdida de la inocencia, el marcado a fuego de una experiencia dolorosa que finalmente me llevó a mí y a mi esposa a Madrid en el 2002.

Por otro lado me siento reflejado por los personajes de la serie. Como José, mi padre emigró a Argentina desde España. Como Ernesto, soy un hijo de español que, llevado por la crisis de mi país, acabé también en España buscando, décadas después, lo que mi padre fue a buscar a Argentina.

Finalmente llega el eterno dolor de ver el intercambio de roles entre dos países como Argentina y España. Lo que en 1934 expulsaba a su gente ahora es foco de inmigración, destino de cientos de miles de personas que buscamos una vida mejor. Lo que en 1934 aun era un país prometedor para españoles, italianos, rusos, polacos, etc. ahora es una tierra que no termina de digerir su decadencia y continua por un camino cuyo destino dista mucho del país que supo ser hace 70 años.

8 comentarios:

Louis Cyphre dijo...

Muy duro. La decadencia de la Argentina es casi tan increíble como el avance de España en su momento. Muy triste lo nuestro, realmente.

Anónimo dijo...

es una verguenza que tele 5 no emita los episodios que faltan de vientos de agua creo que debe un respeto a los espectadores que seguimos la serie y en parte los culpo de los malos resultados pues deberias hacer le mas puclicidad como por ajemplo hacen con gran hermano por no decir la gran toteria pero qu equeramos o no lo encontramos a cualquier hora que veamos la television.

Karlitoss dijo...

hay una actividad en la red de protesta a tele 5 por quitar esta estupenda serie

http://karlitoss.blogspot.com/2006/02/vientos-de-agua-en-tele5-boicot.html

Lost in Translation dijo...

espero que pongan toda la serie los 13 capitulos, que al menos merecemos verla entera.
que buena pagina, me re gusto.

Teresa La Valle dijo...

Soy argentina, y estoy viendo vientos de agua. Aquí vamos por el capítulo IX. Lamento muchísimo que en España el público de televisión no haya apreciado la excelente obra de este autor argentino. Aquí la pasan una vez por semana y espero ansiosa cada capítulo. Me transporta a la historia de mis abuelos y a la propia, aunque yo no tuve el valor y la posibilidad de emigrar.

Nico! dijo...

Bueno, aca en Argentina estamos por el capitulo 10, quiero decir que esta serie es excelente y hace mucho que no veia un programa tan bueno en tele, verdaderamente me encanta.

Anónimo dijo...

es una verguenza tele 5
es una mierda porque no se van a la puta que lo re parioo

CLAUDIO DAGNE dijo...

LO QUE PASA ES QUE AL GOBIERNO ESPAÑOL EN ESE MOMENTO NO LE INTERESABA QUE EL PUEBLO ESPAÑOL SUPIERA TODO LO QUE LE DIÓ ARGENTINA A LOS INMIGRANTES. LOS TIEMPOS CAMBIAN Y AHORA SE VIENEN NUEVA/ ESPAÑOLES A TRABAJAR Y SIGUEN TENIENDO LA PUERTA ABIERTA. ES UNA VERGUENZA LA ACTITUD RACISTA E INCOMPRENSIBLE DE PARTE DE LOS GOBERNANTES ESPAÑOLES. LEAN, INSTRÚYANSE