viernes, septiembre 15, 2006

11-S




Brillante como siempre, Carlos Mira describe cómo el terrorismo ha logrado en el 11-S mucho más que derribar dos edificios emblemáticos.

Los aviones de Al Qaeda en New York y en Washington hace cinco años fueron la avanzada de un mundo que nunca les perdonó a los norteamericanos la osadía de ser diferentes. Por eso les mandó esos enviados del más allá, para que, de un mazazo, festejado en más de una latitud, los bajara al nivel de lo que el mundo siempre entendió como normal.

2 comentarios:

Destructor de Mitos dijo...

Es muy bueno el razonamiento de Mira, con el que coincido.

Esta me parece la frase clave: "El 11 de septiembre ha iniciado por primera vez en la historia del país la creencia de que un grupo de iluminados puede determinar qué es lo mejor para la nación".

DM dijo...

"El 11 de septiembre ha iniciado por primera vez en la historia del país la creencia de que un grupo de iluminados puede determinar qué es lo mejor para la nación".

Se refiere a George "Merca" Bush y su Halliburton Boys?