viernes, abril 18, 2008

Gran frase

"Ser minoría en la Argentina es mala palabra"

Lo dijo el diputado electo Luis Patti, en plena lucha para obtener su banca luego de haber estado preso por acusaciones aun no probadas.

No me interesa ensalzar su figura, solo remarcar algo muy cierto en la Argentina.

En cualquier país del mundo llegan al Parlamento personas totalmente repudiables por la mayoría de la población y sin embargo ocupan su banca, dan sus discursos y a nadie se le mueve un pelo.

En Argentina, cualquier político que no pertenezca a los partidos mayoritarios y "populares" es tratado como si tuviera la marca del demonio.

Tampoco es necesario pertenecer a una fuerza mayoritaria, si se es minoría pero "progre" tiene la alfombra roja asegurada.

1 comentario:

Tygogal dijo...

See Please Here